¿Qué hacer?

¿Qué hacer?

Soy muy ordenado pero por un tiempo, ciertamente hoy, mi casa interna, la mental, lamentablemente se encuentra en un desorden horrible, en especial, la sala donde guardo mis afectos, mi corazón, y los temas de amor. Obviamente no se ha aseado, desempolvado o limpiado en mucho tiempo; en algunos aspectos han sido años mientras en otros quizás solo meses, pero me parece un desastre.

Los colores se han desteñido y todo está manchado o con mugre o con hongos o con cosas desconocidas pero muy, muy feas; el olor es fétido, podrido, desagradable. Los bombillos murieron y si no fuera por el tris de luz que entra por las sucias ventanas, la oscuridad ocultaría los problemas. Algo que creo lograr de todos modos cerrando mis ojos, ¿pero que hacer con ese olor?

¿Cómo puede ser que siendo tan limpio en el mundo físico he llegado a este estado interno tan diferente? ¿Sera que tendrá remedio o será que, poco a poco, invadirá al resto de mi vida? Triste seria eso pero triste me siento. Extraño que sea de este cuarto que emana todo el desorden, o ¿será eso la verdad? ¿Será que el problema tenga raíces mucho más profundas? ¿Cómo saber?

¿Qué hacer, … que hacer?
_______

© Guillermo Calvo Mahé; Manizales, 2013; todos derechos reservados