Observaciones sobre una perspectiva problemática del amor

Dark Lucy

“Me gustas, me encantas, te quiero, me importas, te deseo” todos son conceptos con aspectos comparativos y cuantitativos, por lo menos en mi percepción. Pueden crecer, pueden disminuir, pueden desaparecer, se pueden, aunque no sea fácil, controlar. Se pueden lograr y ganar con esfuerzos y perder por conducta inadecuada.

Pero el amor no.

Entre ellos la diferencia no es cuantitativa sino cualitativa; en especial, en esa forma quizás afortunadamente rara, el “enamoramiento” permanente. Ese amor solamente es o no es. Nace en un instante. No tiene coherencia pero si permanencia y por lo tal, es muy peligroso. Es capaz de causar dolor intenso sin remedio. En bellos casos, cuando es recíproco entre personas buenas, es la máxima bendición, pero con más frecuencia, en especial cuando no es recíproco, cuando uno da y el o la otra solo recibe, es una maldición. Ese sentido que en instantes llega a un jubilo divino cuando el ser amado esta y hay contacto físico, es sublimo, aunque el contacto no sea íntimo. Pero tiene su lado oscuro que genera celos y desesperación. Ese variante negativo del amor es fatal, … a lo mejor.

Lo frustrante es que aun cuando uno se encuentra víctima del amor no retornado y abusado, lo prefiere que no sentir lo que se siente por el ser amado, como en las peores adicciones, como en las obsesiones malsanas. Y no hay cura, ni la esperanza de una cura, … ni importa.

¿Habrá grupo de apoyo para enamorados en relaciones malignas? Lo es probable, como es probable que entiendan que es imposible curar la condición, y que solo se puede ayudar a vivir con ella, como con cualquier otra adicción, pero ese adicto desesperadamente acepta su condición, hasta que ya no es y va a su descanso final.

Qué triste esa condición, que triste esa realidad, que peligroso es ese camino hacia el amor, que peligroso ser solo un media naranja con una princesa azul desinteresada. Mucho, mucho mejor parece ser vivir en el purgatoria o el limbo del “me gustas, me encantas, te quiero, me importas, te deseo” que es aspirar al cielo del amor, del enamoramiento permanente.

Pero, ….
_______

© Guillermo Calvo Mahé; Manizales, 2018; todos derechos reservados. Permiso para compartir con atribución.

Guillermo Calvo Mahé es escritor, comentarista político y académico residente en la República de Colombia. Aspira ser poeta y a veces se lo cree. Hasta hace poco coordinaba los programas de Ciencia Política, Gobierno y Relaciones Internacionales de la Universidad Autónoma de Manizales. Tiene títulos académicos en ciencias políticas, derecho, estudios jurídicos internacionales y estudios de traducción. Puede ser contactado en guillermo.calvo.mahe@gmail.com y gran parte de su escritura está disponible a través de su blog en http://www.guillermocalvo.com.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s