Oda a dos números: Un cuento de amor, primordial y eterno, o quizás solamente “casi”?”

Hay algo muy especial con respecto al número anterior, anterior a los grandes cambios, por lo menos los que percibimos en nuestro sistema decimal.  Pero quizás también en otros, otros más complejos, o quizás en el más cardinal, el de ceros y unos.  Aunque aún en ese, el cero, como el número anterior, es quizás hasta más mágico y obviamente primordial.

Entonces, para mí, hoy, ese número anterior sería o el cero o el nueve. 

Miremos al nueve en todas sus perturbaciones y fractales.  Es el seis invertido, quizás confundido o cansado.  En su forma más sencilla es un cuadro compuesto del tres, tres veces.  Pero luego las cosas se ponen complejas, en especial en cuanto a su forma fractal mientras aproxima a lo infinito.  Posiblemente, el número antes de llegar al infinito es totalmente compuesto de nueves, con un residuo, una fracción compuesta de una infinita cantidad de nueves.  Nueves infinitas a cada lado del decimal.

Qué tal si el número 9 y el número cero son mejores amigos.  Una relación nunca concluida pero constantemente aproximada, una relación jamás intima pero en cada instante aproximando a la intimidad más profunda, un eterno instante antes del orgasmo nunca logrado.  Cero también es hermoso, ¿o será hermosa?  Perfecta, conteniendo a la vez el todo y el nada.  Guardando su misterio para el que más la puede aproximar pero solamente en uno de sus aspectos, y ese el más escondido.

¿Cómo se llamarán esos números?  Deberían tener un nombre propio en vez de una mera formula, pero quizás la formula podría ser en forma de nombre.  El número Lilitu para el cero.  Y el numero Caín para el nueve; o el número Lucífero. 

¿Será el número nueve el número en la última puerta antes de la casa que algunos llaman Nirvana donde en paz, finalmente, duerme el cero?
_______

© Guillermo Calvo Mahé; Manizales, 2021; todos derechos reservados.  Permiso para compartir con atribución.

Guillermo Calvo Mahé es escritor, comentarista político y académico residente en la República de Colombia. Aspira ser poeta y a veces se lo cree.  Hasta el 2017 coordinaba los programas de Ciencia Política, Gobierno y Relaciones Internacionales de la Universidad Autónoma de Manizales. Tiene títulos académicos en ciencias políticas, derecho, estudios jurídicos internacionales y estudios de lingüística y traducción.  Puede ser contactado en guillermo.calvo.mahe@gmail.com y gran parte de su escritura está disponible a través de su blog en http://www.guillermocalvo.com.

Una observación del una vez y del futuro, Una especie de haiku en mi bemol menor

Como el universe,

árboles:

la belleza de la simetría asimétrica

_______

© Guillermo Calvo Mahé; Manizales, 2021; todos derechos reservados.  Permiso para compartir con atribución.

Guillermo Calvo Mahé es escritor, comentarista político y académico residente en la República de Colombia. Aspira ser poeta y a veces se lo cree.  Hasta el 2017 coordinaba los programas de Ciencia Política, Gobierno y Relaciones Internacionales de la Universidad Autónoma de Manizales. Tiene títulos académicos en ciencias políticas, derecho, estudios jurídicos internacionales y estudios de lingüística y traducción.  Puede ser contactado en guillermo.calvo.mahe@gmail.com y gran parte de su escritura está disponible a través de su blog en http://www.guillermocalvo.com.

El amor

Una vez, alguien que por mucho tiempo he amado me pidió que le describiera que era, precisamente, lo que sentía.  En ese instante lo intenté hacer, pero temo, sin éxito.  Han pasado muchos años y esa pregunta mucho la he pensado.  Llegue a conclusiones negativas sobre que no era, y eso abordaba muchas cosas nobles y bellas, concluyendo que sí, no existiendo esas cosas positivas, aún existía un sentimiento transcendental de atracción, pues dentro de ese sentimiento existía el amor, pero aun no podía definir su origen en la forma que ella me lo había pedido. 

Ella me preguntaba sobre ello en forma honesta e inocente buscando entender ese fenómeno.  Creo que ya percibo la respuesta. 

El amor es una resonancia entre almas afines, aunque todo lo demás sea contrario, y existe o no existe, no se puede ganar por buenas obras.  Es algo como “la gracia de dios” de la cual hablan los religiosos, pero particular entre dos seres, sin explicación por qué.  Por esa falta de explicación o lógica es tan difícil explicar.  Por eso el amor realmente romántico e íntimo entre una pareja  es cosa tan rara.  Algo que se puede vivir aunque no se realice, y nunca muere, no obstante cuanto uno pueda querer dejarlo atrás.
_______

© Guillermo Calvo Mahé; Manizales, 2019; todos derechos reservados.  Permiso para compartir con atribución.

Guillermo Calvo Mahé es escritor, comentarista político y académico residente en la República de Colombia. Aspira ser poeta y a veces se lo cree.  Hasta el 2017 coordinaba los programas de Ciencia Política, Gobierno y Relaciones Internacionales de la Universidad Autónoma de Manizales. Tiene títulos académicos en ciencias políticas, derecho, estudios jurídicos internacionales y estudios de lingüística y traducción.  Puede ser contactado en guillermo.calvo.mahe@gmail.com y gran parte de su escritura está disponible a través de su blog en http://www.guillermocalvo.com.